Cinco consejos para resolver los conflictos laborales

Hay infinitos métodos para resolver conflictos entre actitudes dispares dentro de un mismo equipo, pero desde luego, evitarlo nunca es una de ellas. El empresario o superior puede mantenerse fuera de la situación, entrar y actuar de árbitro, o incluso tomar parte por uno de los dos lados. Pero, al final, lo que nos frena en los conflictos laborales es lo mismo que en las relaciones personales: El miedo a hablar.

A menudo, cuando alguien, sea un jefe o no, tiene problemas con alguien de la empresa, intenta evitar el conflicto y a la persona en sí. Esto deriva en problemas no resueltos, en percepciones erróneas acerca de las intenciones de la otra persona, una escalada de negatividad que deriva en una falta general de proceso. Pau Spiegelman, colaborador de Inc, ofrece cinco consejos para resolver esos pequeños problemas que se convierten en grandes obstáculos para la empresa:

1. Todos tenemos buenas intenciones
Independientemente de la cuestión a tratar, con quién tratarla y cómo, la mayoría de los trabajadores empiezan inicialmente con una posición personal y sincera. Es decir, aunque se genere una discusión, hay que entender que es porque cada uno defiende su posición, pero la mayoría de la gente no lo hace simplemente para oponerse.

2. Resiste la tentación de entrar en el problema
Es más fácil afrontar un conflicto para avanzar en la toma de decisiones, pero hay que tomarse un tiempo para escuchar las quejas de todos. Sin embargo, un problema solo debería llegar al superior cuando esas dos personas ya han intentado solucionarlo de forma independiente.

3. Fomenta las conversaciones personales
La única manera de resolver un problema permanente es a través de una conversación real, abierta, cara a cara. Nada de correos electrónicos, de mensajes de texto o en la red social. Ya sea en vivo o por teléfono, hay que poder percibir como mínimo el tono de voz, y aún mejor si es todo el lenguaje corporal.

4 Si es necesario, posiciónate
Si dos compañeros ya han hablado y aún así no han podido resolver sus diferencias, hay que ofrecerles ayuda para resolver la situación, pero dialogando todos al mismo tiempo. Dar a ambas partes la oportunidad de ser escuchados y tomar partido como responsable en una de las dos posiciones.

5. Da a conocer tu filosofía sobre el conflicto
A la gente le encanta hablar de los demás y estar enterado de todas las quejas de los compañeros de trabajo. Es una respuesta emotiva y natural, pero también representa una gran pérdida de tiempo. Asegúrate que tu mensaje y metodología para abordar el conflicto son conocidos por toda la organización. Ante un conflicto: parar, pensar, hablar y resolver, primero sin el jefe y sólo acudir a él si no se llega a una solución.

ARTÍCULO EN EQUIPOSYTALENTOS.COM

 

 

 

Anuncios

“Si no te gusta algo, cámbialo” Manifiesto Holstee.

Holstee es una firma neoyorquina que diseña a partir de productos reciclados y que ha elaborado una guía para la vida con multitud de propuestas. Algunas más sencillas que otras, o más fáciles de reconocer, pero todas vinculadas con una actitud positiva.

Un resumen de lo que deberíamos tener en cuenta cada día, 14 posturas fundamentales ante la rutina y que pueden servir para recordarnos aspectos que conocemos pero que no tenemos presentes en el día a día.

¿Con cuál te quedas?

1. MOTIVACIÓN. Haz lo que amas y hazlo con frecuencia
2. INICIATIVA. Si no te gusta algo, cámbialo.
3. RIESGO. Si no te gusta tu trabajo, renuncia.
4. PRIORIZA. Si no tienes suficiente tiempo, deja de ver televisión.
5. COHERENCIA. Si estás buscando el amor de tu vida, detente. Te estará esperando cuando empieces a hacer las cosas que amas.
6. ACTÚA. Deja de analizar demasiado, la vida es simple.
7. SIENTE. Todas las emociones son hermosas.
8. DISFRUTA. Cuando comas aprecia hasta el último bocado.
9. ACEPTA. Abre tu mente, brazos, y corazón a nuevas cosas y gente, estamos unidos en nuestras diferencias.
10. COMUNICA. Pregúntale a la próxima persona que veas cuál es su pasión, comparte tu sueño inspirador con ella.
11. EXPERIMENTA. Viaja frecuentemente porque perdiéndote te encontrarás a ti mismo.
12. PRUEBA. Algunas oportunidades sólo llegan una vez, aprovéchalas.
13. CONSTRUYE. La vida es acerca de la gente que conoces y las cosas que creas con ellas, así que sal y comienza a crear.
14. APROVECHA. La vida es corta, vive tu sueño y comparte tu pasión.

Los peores jefes de todos los tiempos

Cinco especies comunes en los centros laborales y la mejor manera de lidiar con ellas si tienes la mala suerte de que se crucen en tu camino.

El mentiroso:

Su motivación Mentir mantiene a la gente de puntitas, él cree. La realidad: simplemente es más fácil para él.

Tu estrategia para lidiar con esto ¿Lo hace sencillamente para guardar los secretos de la compañía? Complácelo; no le gusta pedirte que no seas metiche. “Pero si está mintiendo acerca los aspectos rutinarios de tu trabajo diario, es capaz de mentir sobre ti cuando sea tiempo de hacer revisiones”, advierte Gary Nadie, psicólogo social y cofundador del Instituto Contra el Trauma y le Prepotencia en el Trabajo, en Estados Unidos. Cuando escuches una mentira, regrésasela y pregúntale que si entendiste bien. Si no rectifica, explica tu percepción. Eventualmente, se sentirá harto de ser retado y comenzará a ser más honesto contigo.

El rompe-promesas:

Su motivación Para inspirarte para que trabajes más. Ya sea que ofrezca tiempo complementario o un bono, probablemente habla en serio en ese momento. Lo que sucede es que a veces hace más promesas de las que puede cumplir.

Tu estrategia para lidiar con esto Cuenta solamente con contratos por escrito. Si hace una promesa verbal, dale seguimiento con un correo electrónico. “Ahora está registrado”, dice Gary.

El gritón:

Su motivación No está calificado para el puesto. Para lidiar con su inseguridad, infunde miedo.

Tu estrategia para lidiar con esto Responde rápido, pero con calma, “me encanta mi trabajo, pero no voy a tolerar que me griten”. O usa el humor, “si quisiera que abusen verbalmente de mí, me quedaría en casa”. Déjalo hasta ahí”, aconseja Nadie. Un rebate punto por punto agrava la situación, que es lo que él saborea.

El que emplea el favoritismo:

Su motivación Es humano. “Todos gravitamos en torno a personalidades como la nuestra”, explica Gary.

Tu estrategia para lidiar con esto Tu jefe quiere empleados leales más que amigos. Así que no lo traiciones. Apóyalo frente a la gente y respalda sus puntos de vista en las juntas de vez en cuando.

El hipócrita:

Su motivación Para avanzar en su agenda personal. Va a decir lo que sea necesario decir, aunque esto contradiga lo que dijo hace dos minutos.

Tu estrategia para lidiar con esto La confrontación. Es arriesgado, así que busca aliados. Reúnete con él en grupo y explica cómo sus inconsistencias están destruyendo la moral y lastimando la compañía. Si comienza a dar excusas, lleva el asunto con un supervisor, de preferencia con cualquiera excepto el que lo contrató.

 

Artículo de menshealthlatam.com