PARA ALCANZAR TU OBJETIVO, EMPIEZA POR DEFINIRLO

Seguramente a lo largo de tu vida has tenido y sigues teniendo un sinfín de propósitos, objetivos, metas y deseos. Algunos de ellos, los habrás logrado, otros quizá los has desechado y otros simplemente están pendientes. La buena noticia es que todavía estás a tiempo de conseguir aquello que te propongas, únicamente necesitas ganas de lograrlo y una buena planificación.objetivo

Para empezar a fijar tu objetivo, lo primero es definirlo. Este paso es el más importante, no podemos avanzar si nuestro objetivo no cumple los siguientes requisitos:

  1. Specific – Específico. Se trata de concretar el objetivo, qué, cómo, cuándo, con quién… Objetivo: quiero adelgazar | Objetivo específico: quiero adelgazar 3 kg haciendo dieta y ejercicio físico durante 3 meses.
  1. Mesurable – Medible. “Lo que no se mide no se mejora”. Preguntas a las que debes responder para saber si tu objetivo es medible:
  • ¿Cómo sabrás que lo has alcanzado?
  • ¿Cómo sabrás si estás en camino?
  • ¿Cómo vas a medir tu éxito?
  1. Achievable – Alcanzable. Aquí se trata de definir lo que estás dispuesto a hacer para lograrlo, a qué renunciarás para conseguirlo, a quiénes afecta tu objetivo y qué impacto tendrá para ti el lograrlo. 
  1. Realistic – Realista. Si los objetivos que nos fijamos son poco realistas, nos pueden llevar a la frustración. Por ejemplo, si pienso quiero adelgazar 10 kg en una semana o quiero que me toque la lotería, son objetivos casi imposibles de lograr, o que en ocasiones no dependen de nosotros, lo cual puede desmotivarnos.
  1. Time – Temporal. ¿Cuándo quieres alcanzar tu objetivo? Fijar un plazo, te permitirá ir trabajando en tu objetivo con un inicio y un fin. Si no cerramos el objetivo, éste se vuelve eterno y se convierte en una preocupación.

En coaching, la definición del objetivo es uno de los aspectos clave para lograrlo. Si quieres recibir más información síguenos o infórmate en nuestra página web: http://www.slccoaching.com/

Anuncios

SOBREVIVE DICIENDO LO QUE PIENSAS

Ser asertivo significa reconocer nuestros derechos y aprender a defenderlos respetando a los demás. De esta forma reforzamos nuestra autoestima y la confianza en nosotros mismos.

Entre otras cosas, somos capaces de decir lo que pensamos tratando a los demás con respeto. Para “sobrevivir” diciendo lo que piensas, debes hacerlo desde un estilo asertivo.

Estas son las características de una persona asertiva:hatena-1184896_960_720

  1. Se siente libre de manifestarse.
  2. Se comunica con conocidos y extraños.
  3. No se espera a que las cosas sucedan.
  4. Se respeta a sí mismo.
  5. Conoce sus virtudes.
  6. Acepta sus errores.
  7. Sabe que unas veces se gana y otras se pierde.
  8. Pase lo que pase, conserva su autoestima.

Y tú… ¿Eres asertivo/a? Si echas de menos alguna de estas características en ti, ¿por cuál quieres comenzar?

Empieza a defender tus derechos, a expresar tu opinión y a lograr tus objetivos. Sin juzgarte, sin juzgar a los demás y tomando conciencia de que tú eres el/la responsable de tu vida y tu felicidad. ¡Puedes empezar ahora mismo!

Y para darte un empujoncito, echa un vistazo a este taller: “Aprende a defender tus derechos” http://www.escuelacomunicando.com/inteligencia-emocional/ en el  que descubrirás las claves para ser asertivo y empezarás a ponerlas en práctica.

 

INGREDIENTE PRINCIPAL PARA EL PENSAMIENTO POSITIVO

Mantenemos conversaciones con nosotros mismos a lo largo del día y no siempre el lenguaje que utilizamos es el adecuado. Debemos hablarnos en un lenguaje positivo, y como hemos visto en anteriores posts, si pensamos en negativo ¡hay que darle la vuelta! Pero… no siempre es fácil. Pensar en positivo es algo que requiere paciencia y perseverancia.

¡Vamos más allá! Busquemos un estado de flujo positivo. ¿Cómo? Marcando pequeñas sub-metas. Imaginaos que tengo un objetivo claro, como por ejemplo: montar mi negocio, pero sé que para lograrlo necesito ahorrar dinero, hacer un plan de negocio, especializarme, conseguir contactos y un largo etcétera. Este objetivo es a largo plazo, y mientras… ¿Qué hago? ¿Cómo puedo motivarme?

TRAZA TU PLAN. Busca actividades que te mantengan motivado, cosas que te guste hacer, pequeños objetivos en tu trabajo, en tu desarrollo personal, en tu tiempo libre, con tu familia… No renuncies a tu estado interno de alegría, entusiasmo y felicidad, por el simple hecho de no disponer de lo que quieres de forma inmediata. Busca aquellas cosas que te aporten ese ESTADO DE FLUJO continuo.Ingrediente secreto autoindulgencia

De esta forma, conseguirás entrenar a tu cerebro proporcionando pensamientos positivos y creando nuevas conexiones neuronales, propiciando el proceso de cambio y adquiriendo una sensación de control sobre tu vida.

El coaching te ayuda a trazar esas metas y a lograr tus objetivos. Infórmate sobre los beneficios de realizar un proceso de coaching http://www.slccoaching.com/.