Atrapasueños en el aula

Últimamente se ven atrapasueños por todas partes, parece que están de moda.

¿Alguna vez os habéis preguntado de dónde vienen los atrapasueños, por qué se llaman así y para qué sirven?

El origen de este amuleto está en las tribus indias americanas antiguas. Cuenta la leyenda que nos sirven para conservar las energías positivas, las buenas ideas y los sueños y también para protegernos de las energías y sueños negativos. Todo gracias a Asibikaashi, una mujer araña que cuidaba a todas las criaturas, inclinándose sobre sus cunas y las camas de los niños pequeños mientras tejía su telaraña, que atrapaba las pesadillas, energías negativas y cualquier otro mal. Llegó un momento en el que ya no podía proteger a todos los niños, debido a que los indios se dispersaron por Norteamérica. Entonces fueron las mujeres de la familia quienes empezaron a tejer con sus manos estas redes mágicas para conseguir atrapar los sueños agradables de sus niños y protegerlos de las pesadillas.

Existen muchas supersticiones acerca de cómo activarlos, cómo “limpiarlos”, dónde colocarlos…

Os lo he contado muchas veces: uno de los principios del coaching es la responsabilidad. No se trata de esperar a que el destino actúe, a esperar a que las cosas sucedan, sino todo lo contrario, hacer por que las cosas sucedan. Esta filosofía es contraria a las supersticiones: la suerte no llegará por el hecho de colgar un amuleto en el cabecero de tu cama. La suerte la creamos cada uno de nosotros cada día con nuestra forma de actuar, de reaccionar, de hacer o dejar de hacer.

Sin embargo, hay muchas personas a las que les encantan las leyendas, los amuletos, las supersticiones. Son cientos de personas las que sueñan con que lo bueno “llegará” y le dan un empujoncito al destino con este tipo de objetos. Muchos de mis alumnos piensan así, por eso he colocado este atrapasueños en el aula de la Escuela Comunicando,para que los miedos, los nervios y los bloqueos de aquellos que vienen a aprender a hablar en público queden atrapados en la red y se vayan liberando de ellos poco a poco, cambiándolos por energía positiva, sueños agradables y buenas ideas.

Atrapasueños

La verdad es que esto ya ocurría antes de colocar este atrapasueños en la pared del aula, pero ¿por qué no? ¡Aumentemos la carga de positividad y pongamos más colorido en las clases!

Anuncios