Atrapasueños en el aula

Últimamente se ven atrapasueños por todas partes, parece que están de moda.

¿Alguna vez os habéis preguntado de dónde vienen los atrapasueños, por qué se llaman así y para qué sirven?

El origen de este amuleto está en las tribus indias americanas antiguas. Cuenta la leyenda que nos sirven para conservar las energías positivas, las buenas ideas y los sueños y también para protegernos de las energías y sueños negativos. Todo gracias a Asibikaashi, una mujer araña que cuidaba a todas las criaturas, inclinándose sobre sus cunas y las camas de los niños pequeños mientras tejía su telaraña, que atrapaba las pesadillas, energías negativas y cualquier otro mal. Llegó un momento en el que ya no podía proteger a todos los niños, debido a que los indios se dispersaron por Norteamérica. Entonces fueron las mujeres de la familia quienes empezaron a tejer con sus manos estas redes mágicas para conseguir atrapar los sueños agradables de sus niños y protegerlos de las pesadillas.

Existen muchas supersticiones acerca de cómo activarlos, cómo “limpiarlos”, dónde colocarlos…

Os lo he contado muchas veces: uno de los principios del coaching es la responsabilidad. No se trata de esperar a que el destino actúe, a esperar a que las cosas sucedan, sino todo lo contrario, hacer por que las cosas sucedan. Esta filosofía es contraria a las supersticiones: la suerte no llegará por el hecho de colgar un amuleto en el cabecero de tu cama. La suerte la creamos cada uno de nosotros cada día con nuestra forma de actuar, de reaccionar, de hacer o dejar de hacer.

Sin embargo, hay muchas personas a las que les encantan las leyendas, los amuletos, las supersticiones. Son cientos de personas las que sueñan con que lo bueno “llegará” y le dan un empujoncito al destino con este tipo de objetos. Muchos de mis alumnos piensan así, por eso he colocado este atrapasueños en el aula de la Escuela Comunicando,para que los miedos, los nervios y los bloqueos de aquellos que vienen a aprender a hablar en público queden atrapados en la red y se vayan liberando de ellos poco a poco, cambiándolos por energía positiva, sueños agradables y buenas ideas.

Atrapasueños

La verdad es que esto ya ocurría antes de colocar este atrapasueños en la pared del aula, pero ¿por qué no? ¡Aumentemos la carga de positividad y pongamos más colorido en las clases!

Anuncios

Cómo convertir propósitos en objetivos

En esta época del año, la mayoría de las personas pensamos en los propósitos para el año nuevo. Pero al finalizar el año, en algunas ocasiones esos propósitos se han hecho realidad y en muchas otras no. ¿Qué ha pasado? Sencillamente, que para un propósito se cumpla, tenemos que convertirlo en objetivo.

Pero, ¿cuál es la diferencia? La vais a ver clara en esta pequeña tabla:

PROPÓSITO

OBJETIVO

Es una intención poco precisa Identifica un fin, una meta
No implica acción Implica acción: pasos hacia esa meta
Es el deseo de conseguir algo Es la orientación al logro de algo
Inacción por estar soñando o analizando Movilización de los recursos posibles
Desear alcanzar una meta Alcanzar una meta
Deseo, sueño, “ojalá” Tomar las riendas, hacer para que suceda

Si quieres que se cumplan tus propósitos de año nuevo, empieza por convertirlos en objetivos. Puedes utilizar esta misma tabla contestando a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tiene que ocurrir, diferente a lo que ha ocurrido hasta ahora, para que consigas tu objetivo?
  • ¿Cuándo quieres tenerlo conseguido?
  • ¿Qué has hecho hasta ahora para conseguirlo?
  • ¿Qué estás dispuesto a hacer para lograrlo?
  • ¿En qué medida depende de ti? Es importante que el objetivo esté bajo tu control.
  • ¿Qué recursos necesitas para alcanzar ese objetivo?
  • ¿Cuáles de ellos tienes ya?
  • ¿Dónde puedes encontrar los que no tienes todavía?
  • ¿Cuál va a ser tu primer paso?

result

Si empiezas contestando a estas preguntas, es muy probable que algo se mueva dentro de ti y empieces a dar tus primeros pasos para alcanzar tu meta. Puede ocurrir que de repente te asalten dudas o haya algo que creas que no vas a poder conseguir, que algo te lo impide o supone un freno para ti. Se llaman creencias limitantes. Para alcanzar nuestras metas no basta con especificarlas y empezar a caminar hacia ellas: tenemos que estar firmemente convencidos de que las podemos conseguir. Cuando no es así, es el momento de pedir ayuda a un profesional. Un coach bien preparado y certificado, con la experiencia y credenciales adecuadas, tiene muchas herramientas para poder acompañarte en la consecución de tus metas. Si quieres saber más, puedes entrar aquí: www.escuelacomunicando.com/coaching/

3 pasos para creer más en ti

Siempre que alcanzamos una meta, que conseguimos un objetivo que nos habíamos propuesto, es porque se han dado estos tres principios fundamentales:

  1. Sabemos lo que queremos, cuál es nuestro objetivo, a dónde queremos llegar.
  2. Creemos que lo podemos conseguir, no tenemos ninguna duda al respecto. Aunque veamos algún obstáculo o las circunstancias no sean las más propicias a priori, eso no nos hace tambalearnos y seguimos yendo hacia donde queremos.
  3. Estamos dispuestos a trabajar lo necesario para lograrlo. No importa el esfuerzo que tengamos que hacer. Cuando de verdad queremos algo, nos hacemos protagonistas de la situación, no lo dejamos en manos de terceras personas, y actuamos.

Piensa en cualquier meta que hayas alcanzado, seguro que se han dado estos principios, aunque los hayas seguido de forma inconsciente. Estos son los principios sobre los que trabaja el coaching:

  • Conciencia: Saber lo que quieres y enfocarte en tu objetivo
  • Autocreencia: Creer que lo puedes conseguir
  • Responsabilidad: Hacerte cargo de los resultados y estar dispuesto para actuar con perseverancia hasta alcanzarlos.

Cuando alguien no puede conseguir sus objetivos por sí mismo, probablemente es porque alguno de estos tres principios no se da y es entonces cuando es recomendable acudir a un coach.

Hoy te voy a hablar de la autocreencia y de cómo conseguir creer más en ti mismo en tres pasos:

  1. Piensa en lo que quieres conseguir y escríbelo. Observa lo que has escrito. ¿Está expresado en positivo? Asegúrate de saber a dónde SÍ quieres ir, lo que quieres tener, como quieres estar. Una vez escrito en positivo, especifica lo máximo posible: ¿Qué verás, oirás y sentirás cuando hayas alcanzado tu objetivo?
  2. Visualízate. Todos los días cuando te despiertes y todas las noches cuando te acuestes, cierra los ojos, relájate y contémplate disfrutando de ese objetivo ya conseguido. Para que la visualización sea completa incluye el máximo de detalles posible: mira, escucha y siente, involúcrate lo máximo posible. Cada vez que practiques la visualización, estarás aumentando tu autocreencia ya que, como decía Einstein, “Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr.” 
  3. Actúa como si ya lo hubieras conseguido. Al principio puede que te cueste, pero poco a poco tu cerebro irá entendiendo que el camino correcto es ése y terminará “creyéndoselo”. Y, volviendo a citar a Einstein, el hecho de hacer cosas diferentes hará que obtengas resultados diferentes.

Para recoger, hay que sembrar. Esto lo sabemos todos, lo que pasa es que a veces no sabemos dónde sembrar. Pues ahí mismo, ¡dónde estás! Tu mente es un campo muy fértil, así que para recoger pronto los frutos, empieza ya mismo: Piensa en lo que quieres conseguir, visualízate consiguiéndolo y actúa como si ya lo hubieras conseguido. Y sobre todo, recuerda que recogerás lo que siembras, así que si piensas negativo, recogerás resultados negativos.

Empieza a creer que puedes, paso a paso, día a día, con constancia y perseverancia y llegará el momento en que estarás convencido de que así es. Y los resultados llegarán.

Coaching

Resumen #2014 ¡Gracias por acompañarnos!

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 2.100 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 35 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Los farsantes en el Coaching

“Me engañó varias veces. O tiene un trastorno de personalidad o es muy calculadora”. Claudia Stöckl, presentadora de la televisión pública austriaca ORF, define así a la psicóloga, o entrenadora mental como le gusta ser llamada, Marlene Krenn, que pasó por su programa Desayuna conmigo. “Le pregunté antes varias veces si de verdad era la entrenadora de Vettel y me decía que sí, que Sebastian no tenía problemas para ello, que quería promocionarla. Me sorprende su audacia para mentir a millones de espectadores”.

A sus 31 años, Krenn ha causado un gran revuelo en Austria y Alemania, especialmente desde que el propio Sebastian Vettel negara hace pocos días cualquier vinculación con esta profesional. “No conozco a esta mujer, nunca he hablado ni he tenido contacto alguno con ella”, señaló al diario Bild.

Ella, sin embargo, aseguraba haber ayudado al piloto en su superación personal, explicando que aconseja cómo competir con entrega y determinación absolutas y esa clase de mensajes de autoayuda clásicos. ‘Si algo es posible, ¿qué harías?’, es el mantra de su página web.

Es más, en las múltiples conferencias que ha realizado e incluso como pie de firma en correos electrónicos profesionales, se presentaba como entrenadora mental del piloto y, como dato biográfico estrella, ni más ni menos que entrenadora también de La Roja durante el Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010. Y además entrenadora oficial, es decir, nombrada de alguna manera por alguien.

La RFEF no la conoce
Consultada la Federación Española de Fútbol al respecto, la noticia se acogió con estupefacción, ya que nadie tiene conocimiento de ello: “No conocemos de nada a esa señora ni supimos nada de ella en Sudáfrica”, es la respuesta que dan fuentes federativas consultadas por MARCA.

Otro de los deportistas supuestamente menzalizado es el ex esquiador Hermann Maier, un número uno en lo suyo, quien también afirma no conocerla. Y lo mismo con la multicampeona Lindsey Vonn. Todos números 1, todos campeones.

El anuncio de que los abogados de Sebastian Vettel se han puesto sobre el asunto, por si pueden iniciarse acciones legales contra ella, ha provocado un cambio en el discurso de Marlene. También la posibilidad de una sanción por práctica comercial sin permiso, que le puede costar una multa de 5.000 euros. Pero le siguen saliendo las cuentas porque con el cartel que tenía la psicóloga, su caché ascendía a 15.000 euros por conferencia, según los medios austriacos, y 1.400 euros por sesión de coaching.

De todas formas, Marlene eliminó rápidamente de su página en Internet las referencias a los grandes deportistas que supuestamente asesora y su rol público ha cambiado de farsante al de víctima de un falso Vettel que ha dado publicidad a todo: “Algún colega con poco éxito ha forzado estas intrigas, supongo que porque tengo mucho éxito, mis seminarios siempre están llenos mientras que a los de otros sólo se apuntan dos o tres”, afirma en una entrevista al diario Oberösterreichische Nachrichten. “Para mí es un caso cerrado”, subraya.

El falso email
Porque en realidad, ahora reconoce que nunca viajó en el avión privado de la estrella alemana, sino que siempre trabajó con él vía correo electrónico, a la dirección que ella entendía como real: s.vettel@gmx.ch. Según el equipo Red Bull, no es el del piloto y los teléfonos esgrimidos por Marlenne, que se enorgullecía de poseer, corresponden a hoteles de Barcelona y Nurburgring donde Vettel se alojó, pero hace tiempo. Así las cosas, cómo lograba hacer el entrenamiento con el piloto es ahora difícil de vislumbrar.

¿Y la selección española? Ella insiste en que es cierto. “No puedo dar nombres”, asevera, “pero con ellos he trabajado de forma individual. Estos jugadores han llevado mis pensamientos al equipo. Es normal trabajar por teléfono o por correo”, asegura. Sus colegas austriacos no tienen tan claro que se pueda ser entrenador personal por SMS, y menos sin hacer el curso de 750 horas que capacita para ello.

ARTÍCULO DE MARCA.COM

Coaching sí, pero Coaching de calidad

Si bien es cierto que algunas personas están empezando a descubrir qué es el Coaching y los beneficios que aporta, son muchas las que conocen sobradamente esta disciplina, en especial las grandes empresas. En algunos casos, ya han contratado servicios de Coaching con anterioridad, obteniendo resultados muy satisfactorios. Pero también es cierto que algunas compañías han pasado por experiencias no tan satisfactorias, con la consiguiente pérdida de tiempo y dinero. Y, lo que es peor, generando la reticencia de las personas que pasaron por un proceso (o por parte de él, puesto que en ocasiones no los llegaron a terminar) que más bien les resultaba molesto y al que no le encontraban el sentido. Este tipo de experiencia aportó a las empresas que la vivieron un aprendizaje: Coaching, sí, pero Coaching de calidad.

Pero ¿cómo sabe una empresa que el Coach al que contrata le va a ofrecer de un servicio Coaching de calidad? Gracias a las certificaciones.
Un estudio llevado a cabo por PwC para ICF en 2012 reflejó que uno de los principales criterios de selección de un Coach es una certificación de ICF. Muchas empresas saben que contratar a un Coach certificado por ICF supone una garantía de calidad: ICF es la mayor entidad reguladora del Coaching a nivel mundial y pionera en la auto-regulación de la profesión. Un Coach certificado por ICF se ha formado en profundidad, ha demostrado sus competencias pasando un riguroso examen y cuenta con una experiencia profesional demostrable.

Por otro lado, cada vez son más las empresas que optan por la certificación de sus profesionales, en especial del departamento de Recursos Humanos, que obtienen de esta forma herramientas que aportan un alto valor añadido a la empresa y que, llegado el momento de contratar un Coach, están perfectamente preparados para detectar “sucedáneos”.

SILVIA LACRUZ – DIRECTORA DE SLC COACHING Y COORDINADORA DE ICF ARAGÓN

 

Fórmate y trabaja como Coach profesional

¿Has pensado en formarte como Coach profesional?

El Programa Superior en Coaching (PSC) nace del empeño en ofrecer una formación profesional en Coaching de calidad, priorizando el entrenamiento individual de sus participantes.
Para su consecución, han sumado fuerza y conocimiento IFRHYDE, SLC Coaching y la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza. El resultado es un programa de formación de coaches profesionales ajustado a los parámetros definidos por ICF (International Coach Federation), riguroso y sistemático.

compromiso-de-la-direccionAprender, experimentar, entrenar, serán las pautas claves que guiarán el proceso de desarrollo del programa, empleando para ello metodologías de aprendizaje multisistema.

Si tu objetivo es dedicarte al Coaching profesionalmente, o si estás buscando herramientas que faciliten el desarrollo de competencias personales y profesionales, al cursar este Programa recibirás una especialización completa y de nivel superior en Coaching. Cursando el Programa completo, y a su finalización, estarás capacitado para superar el examen de acreditación de ICF (International Coach Federation), de nivel ACTP, reconocida como la entidad reguladora de esta profesión más destacada a nivel mundial, con presencia en 90 países.
El objetivo general del Programa Superior en Coaching (PSC) es proporcionar a los participantes técnicas y herramientas que les permitan obtener una certificación de Coaching, así como el mejorar notablemente la calidad de las relaciones personales y profesionales.

Puedes consultar con detalle toda la información en este enlace o contactar con nosotros vía email en slccoaching@slccoaching.com

  camara_slc