Claves para mantener la mente fuerte

Estamos viviendo momentos difíciles con la crisis del #covid19 y a todos nos va a afectar en mayor o menor medida. Algunas personas están sufriendo por su salud o por la de sus seres queridos, incluso por la pérdida de algunos de ellos. Otras no se han visto afectadas en su salud, pero sí en su trabajo y en su economía. Trabajadores inmersos en un ERTE, empresarios que han visto frenada su facturación, autónomos, emprendedores… También están las personas a las que aparentemente “no debería” afectarles esta situación, ya que conservan su salud, su trabajo y su economía y sin embargo lo están pasando mal emocionalmente.

Muchos de nosotros vamos a tener que reinventarnos, ya sea profesionalmente o emocionalmente. Y para eso es importante mantener la mente fuerte.

Aquí te dejo algunas pautas fundamentales para conseguirlo

En primer lugar, quitemos aquello que nos obstaculiza y nos pone límites:

  1. Deja atrás el victimismo. Por muy real que sea la situación, la autocompasión no va a solucionarla. Pero es que además, te puede hacer entrar en un estado emocional negativo del que cada vez es más difícil salir. Esto es como cuando nos hablan de la carga vírica: cuanta más, peor. Lo mismo ocurre con la negatividad. Cuantos más pensamientos negativos tengas, más negatividad va a generar tu mente y más difícil te resultará salir después.

  1. No culpabilices a otros. Eso tampoco te va a ayudar. Por muy mal que consideres que lo estén haciendo los demás, la cuestión es que las circunstancias son las que son y es con esta situación con la que tienes que lidiar, independientemente de que otros hayan intervenido en crearla. La pregunta es: ¿qué quieres hacer con esta situación y estas circunstancias?

  1. No te rindas. La rendición es bajar los brazos, es decir “no puedo”, te llevará a la inacción y a la inactividad.

  1. Rechaza el sentimiento de envidia. Si alguien tiene algo que tú no tienes, tener sentimientos negativos hacia esa persona no te ayudará. Te ayudará más analizar qué ha hecho para conseguir lo que tiene y tomarlo como modelo a seguir. ¡Seguro que tú también puedes conseguir muchas cosas si te pones manos a la obra!

  1. No te preocupes, ocúpate. La pre-ocupación suele ser ocupar tu mente con pensamientos negativos acerca de un futuro que no ha llegado todavía. Mejor da la vuelta a esos pensamientos y empieza a creer que puedes conseguir el futuro que quieres.

Necesitas tener una mente fuerte para lo que viene, así que ¡entrénala! Y asegúrate de que tus pensamientos son los adecuados para fortalecer tu mente. De la misma manera que si haces ejercicio físico de forma inadecuada te puedes lesionar, tener pensamientos negativos también te va a debilitar. Así que ponte a fortalecer tu mente para conseguir gestionar tus emociones de forma adecuada y empezar a construir el futuro que quieres. Para eso:

  1. Imagina el futuro que tú quieres. Piénsalo. ¿Qué te gustaría ver, escuchar y sentir en el futuro que quieres si pudieras elegirlo a tu medida?
  2. ¿Ya lo tienes? Pues ahora planifícalo de la manera más específica posible. Por ejemplo, imagínate que es un viaje.

Sería algo así:

  1. “Quiero ir a Bahamas, estar ahí un mes en un hotel tranquilo con mis amigos, relajarme y descansar” y
  2. Planificar buscando vuelos, hoteles, ropa que te quieres llevar, actividades que quieres hacer, etc.

Cuanto más te impliques en el diseño de tu futuro, más factible lo verás y más ideas se te ocurrirán para conseguirlo. Verás como, aunque es posible que al principio te cueste un poco, cuando tu cerebro se habitúe a pensar así en tu futuro, se lo creerá. Y ya sabes, cuando creas que puedes conseguir algo, ya habrás empezado a conseguirlo.

Entrena la mente