CÓMO CONVERTIRTE EN COACH PROFESIONAL

Ya os he hablado en otras ocasiones de la diferencia entre el coaching y otras disciplinas. Con frecuencia se confunde el coaching con el mentoring, la formación, la consultoría o cualquier tipo de entrenamiento deportivo o de otras habilidades.

Pero el coaching no es nada de eso. El coaching es una disciplina que se compone de diversos factores: herramientas, método y habilidades del coach. Para que un proceso de coaching profesional y de calidad tenga lugar, tienen que estar presentes esos tres factores. Es decir:

Quien quiera llegar a ser coach profesional ha de seguir varios pasos hasta llegar a serlo.

  1. El coach tiene que partir de ciertas habilidades personales innatas o entrenadas, como la empatía, la escucha, el amor por el lado humano de la vida, la capacidad de observación, la generosidad… y a partir de ahí desarrollarlas de la mano de profesionales que sepan reconducir esas habilidades hacia el ejercicio del coaching.
  1. Esas habilidades son una base importante, pero no son suficientes para el ejercicio del coaching. Es imprescindible cursar un programa formativo de calidad. En ese programa formativo, los alumnos aprenderán en qué consiste la disciplina del coaching, cuáles son sus herramientas fundamentales y cómo se utilizan de forma eficaz, así como el método a seguir para llevar a cabo procesos de coaching con éxito. Al finalizar el programa, los participantes han de pasar un examen teórico y otro práctico en el que pondrán a prueba sus aptitudes y actitudes a la hora de afrontar una sesión de coaching.
  1. Durante el proceso formativo y si es necesario posteriormente también, es imprescindible que quienes quieran dedicarse al coaching sean mentorizados por coaches profesionales y experimentados que cuenten con una certificación, ya que éstas suponen una garantía de profesionalidad, en especial las otorgadas por ciertas organizaciones, como la ICF (International Coach Federation).
  1. Una vez cursado el programa de formación, pasados los exámenes y el proceso de mentoring, es el momento de comenzar con las prácticas. Es muy importante que al finalizar el programa los alumnos comiencen procesos de coaching reales para afianzar sus conocimientos y comenzar a dar sus primeros pasos en el ejercicio profesional del Coaching.
  1. A partir de ahí, continuar con todas las sesiones posibles te conducirá a la profesionalidad. Si has cursado un programa con garantías, los profesionales que te formen te llevarán de la mano el tiempo necesario hasta que empieces a volar por ti mismo. Por eso es importantísimo que elijas bien el programa de Coaching con el que formarte. Mi recomendación es que participes en un curso homologado por ICF, pionera en la regulación del coaching de calidad y con presencia en más de 90 países.

Aquí te dejo un link con información de dónde cursar un Programa de Coaching de calidad:

https://www.escuelacomunicando.com/formacion-coaching/

Anuncios

Reflexiones para los pasos difíciles

Todos tenemos que tomar decisiones difíciles en diferentes momentos de nuestras vidas y dar pasos ante los que los miedos pueden paralizarnos: separarnos, cambiar de trabajo, cambiar de ciudad, romper una amistad… Por un lado, parece que tenemos claro lo que queremos hacer, pero por otro lado, nos frenan los miedos a perder algo, a las reacciones de otras personas, a la incertidumbre de lo que ocurrirá… En definitiva, queremos conseguir algo, pero no queremos sufrir. Queremos que nos salga “gratis”.

No todas las personas tomamos las decisiones de la misma forma: Hay quien se decide rápidamente, sin importarle lanzarse a la aventura; hay quien prefiere pensarse pros y contras detenidamente y tarda un tiempo en decidirse y hay quien le da vueltas y vueltas al asunto y no se decide nunca. Si es tu caso, aquí te dejo algunas reflexiones:

  1. Siempre hay alguien que decide. Si no eres tú, alguien decidirá por ti. Puede que si comentas en voz alta la decisión que quieres tomar, haya alguien a tu lado que no quiere que la tomes (probablemente saldrá perdiendo por algo) y hará y dirá lo necesario para que te quedes como está. Si eso ocurre, es esa persona la que está decidiendo por ti.                                                                                                                                                                                                                             
  2. Los logros no suelen ser gratuitos, casi todo tiene un precio. Deja de lamentarte y de compararte con otras personas a las que consideras más afortunadas que tú. Si han conseguido algo, será porque han estado dispuestas a pagar el coste en tiempo, dinero, esfuerzo, recursos o lágrimas que eso supone.
  1. Imagina las dos posibilidades y piensa: ¿Cómo estaré dentro de cinco días si tomo la decisión de hacer algo? ¿Y si tomo la decisión de no hacerlo? ¿Y cómo estaré dentro de cinco semanas? ¿Y dentro de cinco meses?
  1. ¿Qué te ilusiona de lo que llegará cuando tomes la decisión de hacerlo? Piensa en lo que ganarás, en lo que verás, sentirás y escucharás cuando lo consigas. Mejor dejarse llevar por la ilusión que por los miedos.
  1. Acepta de antemano que el error es una posibilidad. Y piensa que si estás en esa tesitura es porque muy feliz no estás en la situación actual. Si permaneces donde estás, ya sabes lo que te espera. Si vas a otro lugar, puede que no sea exactamente lo que esperabas, pero nadie te impide seguir intentándolo hasta que encuentres tu sitio!

Es imposible saber lo que va a ocurrir cuando hagas algo sin hacerlo. Cuando lo hagas lo sabrás. Si encuentras lo que querías, enhorabuena, lo has conseguido. Si algo no sale como esperabas, sigue adelante. Si todavía no sabes cómo llegar a lo que quieres, echa a andar, seguro que encuentras la forma en el trayecto.

 

Balance de fin de año

¿Eres de esas personas que hace balance al finalizar el año?

Tal vez estés en estos momentos más que feliz por los resultados obtenidos: las cosas han salido como esperabas o incluso hayas visto superadas tus expectativas. Si es así, felicidades por dos cosas. En primer lugar, por haberlo conseguido y en segundo lugar, aunque para mí mucho más importante, por haber sido capaz de valorarlo.

A menudo nos dejamos llevar por sensaciones y a final de año es frecuente que esas sensaciones vengan dadas por acontecimientos especialmente impactantes para nosotros (en negativo es posible que te influyan más) o por los más recientes.

¿Cómo haces tu balance? ¿Mediante sensaciones o de forma más objetiva? Ya sabes, todo es relativo, así que si quieres tener una buena sensación de fin de año (a pesar de que haya cosas que no hayan salido como esperabas), te propongo que hagas tu balance a través de esta herramienta:

LO MEJOR DE CADA MES DE 2018

Haz un recorrido por cada mes del año que se va y busca lo mejor. Sí, a veces es difícil, pero siempre hay cosas positivas. Imagínate, por ejemplo, que te dejó tu pareja en marzo y eso para ti fue muy doloroso. Pero echa un vistazo a lo que ocurría a tu alrededor: Seguramente habrás tenido amigos o amigas que te acompañen, o has hecho alguna actividad que no habrías hecho de no ser por eso, has conocido a alguien nuevo, has hecho un viaje, has curtido más tu personalidad… Si no lo encuentras, contesta a la siguiente pregunta: ¿Qué aprendiste de esa experiencia? El aprendizaje siempre es positivo, aunque en el momento duela.

BALANCE POR MESES

¡Pero no solo puedes hacer balance positivo por meses! Puedes hacerlo por personas, actividades, viajes… ¡lo que quieras! Utiliza tu imaginación.

Por ejemplo, por amigos: haz una lista de amigos y apunta qué te ha aportado cada uno de positivo este año. Aunque haya habido algo negativo, puede que lo positivo sea, por ejemplo, que te has atrevido a decir o a hacer algo que hasta ahora no habías hecho con alguno de ellos.

Por compañeros de trabajo.

Por actividades: En el trabajo, en los hobbies…

Por espectáculos vistos.

Por viajes…

¿Y qué tal si ahora lo juntas todo y recopilas tu superbalance positivo del año que se ha ido? Incluso puede que te apetezca añadir alguna foto. Seguro que al finalizar estás muy feliz e incluso te apetece tenerlo a la vista.

Y ahora, a construir el balance del nuevo año con fuerza e ilusión.

¡Feliz 2019!

Fórmate como Coach profesional con el Programa de Excelencia en Coaching

El Programa de Excelencia en Coaching (PEC) nace del empeño en ofrecer una formación profesional en Coaching de calidad, priorizando el entrenamiento individual de sus participantes. Para su consecución han sumado fuerza y conocimiento IFRHYDE, SLC Coaching y la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza. El resultado es un programa de formación de coaches profesionales ajustado a los parámetros definidos por ICF ((International Coach Federation), riguroso y sistemático.

Aprender, experimentar, entrenar, serán las pautas claves que guiarán el proceso de desarrollo del programa, empleando para ello metodologías de aprendizaje multisistema.

Si tu objetivo es dedicarte al Coaching profesionalmente, o si estás buscando herramientas que faciliten el desarrollo de competencias personales y profesionales, al cursar este Programa recibirás una especialización completa y de nivel superior en CoachingCursando el Programa completo, y a su finalización, estarás capacitado para superar el examen de acreditación de ICF (International Coach Federation), de nivel ACTP, reconocida como la entidad reguladora de esta profesión más destacada a nivel mundial, con presencia en 90 países.

El objetivo general del Programa de Excelencia en Coaching (PEC) es proporcionar a los participantes  técnicas y herramientas que les permitan obtener una certificación de Coaching, así como el mejorar notablemente la calidad de las relaciones personales y profesionales.

DIRIGIDO A:

  • Personas cuyo objetivo es dedicarse profesionalmente al coaching, con la metodología de la ICF.
  • Personas que dirijan equipos, que precisen de herramientas de Coaching para su liderazgo.
  • Consultores, formadores, orientadores,… o similares que quieran incorporar a sus metodologías de trabajo las habilidades del Coaching.
  • Profesionales del Coaching que quieran completar su formación y/o prepararse para obtener una certificación por ICF.
  • Cualquier profesional que quiera facilitar el desarrollo de otros, y el suyo propio.

Puedes consultar con detalle toda la información en este enlace o contactar con nosotros vía email en slccoaching@slccoaching.com.

 
camara_slc
 
 

 

2ª edición – Ciclo de Inteligencia Emocional

¿Te quedaste sin plaza en la primera edición? ¿No te encajaban las fechas o no pudiste asistir? Tanto si es así como si estás buscando crecer y desarrollarte personalmente, ¡es el momento! Aprovecha esta oportunidad e inscríbete en esta segunda edición.

Mejora tu autoestima, supérate, adquiere mayor seguridad en ti mismo y deja atrás obstáculos como el miedo, la timidez, la inseguridad o sentimientos de inferioridad.

imag_yo_pienso_positivo-01Descúbrelo en el Ciclo de Inteligencia Emocional de Escuela Comunicando. Un programa compuesto por seis talleres en los que trabajarás la relación contigo mismo y las relaciones con los demás.

¿Por qué es importante conocernos a nosotros mismos? imag_yo_reflexiono-01

Porque así tomamos conciencia de nuestras emociones y de los efectos que producen en nuestra vida, aprendemos las claves para valorarnos de forma adecuada, así como técnicas y herramientas para aumentar la confianza en nosotros mismos.

En los talleres trabajarás el fomento de la autoestima, la autoafirmación, el autoconocimiento y la gestión de las emociones.

También, aprenderás a definir cuáles son los valores más importantes para ti y para tu entorno, detectando posibles desajustes que actualmente están impidieimag_yo_me_acepto-01ndo tu felicidad.

¿Sabías que las personas más felices son aquellas que viven en consonancia con sus valores?

Además, aprenderás a defender tus derechos y a manejar un pensamiento y una actitud positiva, a expresar tus propios pensamientos y sentimientos, a saber decir que no, saber poner límites, hacer y recibir críticas sin entrar en conflicto, pedir cuando necesitemos, ofrecer a los que necesitan, llegar a acuerdos, autoafirmar los propios derechos, entablar conversaciones con desconocidos… Habilidades que no nos enseñan en el colegio, pero que son imprescindibles para establecer y mantener relaciones interpersonales satisfactorias.

Puedes consultar la información completa del Ciclo de Inteligencia Emocional en este enlace.

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES:

Escuela Comunicando

C/ Moncasi, 7

50006 – Zaragoza

976 213 987

comunicando@escuelacomunicando.com

www.escuelacomunicando.com

Descubre los beneficios de la Inteligencia Emocional

¿Quieres mejorar tu autoestima, superarte, adquirir mayor seguridad en ti mismo y dejar atrás obstáculos como el miedo, la timidez, la inseguridad o sentimientos de inferioridad?
En definitiva, ¿quieres crecer y desarrollarte personalmente?

imag_yo_pienso_positivo-01Descúbrelo en el Ciclo de Inteligencia Emocional de Escuela Comunicando. Un programa compuesto por seis talleres en los que trabajarás la relación contigo mismo y las relaciones con los demás.

¿Por qué es importante conocernos a nosotros mismos? imag_yo_reflexiono-01

Porque así tomamos conciencia de nuestras emociones y de los efectos que producen en nuestra vida, aprendemos las claves para valorarnos de forma adecuada, así como técnicas y herramientas para aumentar la confianza en nosotros mismos.

En los talleres trabajarás el fomento de la autoestima, la autoafirmación, el autoconocimiento y la gestión de las emociones.

También, aprenderás a definir cuáles son los valores más importantes para ti y para tu entorno, detectando posibles desajustes que actualmente están impidieimag_yo_me_acepto-01ndo tu felicidad.

¿Sabías que las personas más felices son aquellas que viven en consonancia con sus valores?

Además, aprenderás a defender tus derechos y a manejar un pensamiento y una actitud positiva, a expresar tus propios pensamientos y sentimientos, a saber decir que no, saber poner límites, hacer y recibir críticas sin entrar en conflicto, pedir cuando necesitemos, ofrecer a los que necesitan, llegar a acuerdos, autoafirmar los propios derechos, entablar conversaciones con desconocidos… Habilidades que no nos enseñan en el colegio, pero que son imprescindibles para establecer y mantener relaciones interpersonales satisfactorias.

PRIMER TALLER: “Conócete a ti mismo”

Ciclo1

Puedes consultar la información completa del Ciclo de Inteligencia Emocional en este enlace.

Más información en www.escuelacomunicando.com o en el 976 213 987

Escuela Comunicando

C/ Moncasi, 7

50006 – Zaragoza

comunicando@escuelacomunicando.com

La importancia de la empatía

Cuando nos cuentan un problema, especialmente si lo hace un familiar o alguien muy cercano, es habitual que nos impliquemos emocionalmente. De hecho es lo que muchas veces se espera de nosotros. Sin embargo, implicarse emocionalmente en los conflictos de los demás no es bueno. En primer lugar, porque nos contagiamos de su estado de ánimo, con lo que, presos de las emociones, dejamos de ver objetivamente las cosas y perdemos la capacidad de ayudarles. Y en segundo lugar, porque si lo hacemos por sistema, acabaremos sufriendo un desgaste emocional que tendrá sus consecuencias en nuestra salud y en nuestro ánimo.

La implicación emocional en los problemas de los demás no es una buena manera de ayudarles. Sin embargo, mantener la distancia tampoco es la solución. Distanciarse de un conflicto que nos cuenta alguien nos convierte en personas frías, desinteresadas por los demás. Aunque sin duda es una actitud que nos protege emocionalmente, no ayuda en absoluto en la relación personal.

Hay una tercera vía: la empatía. Es una respuesta que conecta emocionalmente con el otro, sin que haya por nuestra parte un desgaste emocional, y sin que altere nuestra percepción o peligre nuestra objetividad.

“La empatía representa la habilidad sensitiva de una persona para ver el mundo a través de la perspectiva del otro”. Sebastià Serrano.

Imagen

Muchas veces se define la empatía como “la capacidad de sentir lo que el otro siente”. Esta no es ciertamente la empatía que buscamos cuando nos enfrentamos a los problemas de los demás, porque el contagio del sentimiento -un hecho científicamente demostrado y que ocurre espontáneamente si no ponemos ciertas barreras- nos incapacitará para la ayuda. Una definición alternativa consiste en considerar la empatía como la capacidad de captar lo que el otro siente y de comunicarle que lo capto. Esta es la forma que tenemos de no resultar fríos y asépticos, y sin embargo no cargar con el peso emocional de los problemas ajenos.

Para desarrollar esta empatía son fundamentales dos cosas: en primer lugar, ser capaces de captar el estado emocional de los otros. Lo lograremos escuchando lo que nos dicen, pero sobre todo prestando atención a cómo nos lo cuentan. Para captar los sentimientos, el tono de la voz y las expresiones en lenguaje no verbal (la mirada, los gestos, la posición del cuerpo…) son más importantes que todo lo que la persona a la que escuchamos nos pueda decir. Debemos escuchar con los ojos.

Y en segundo lugar, hemos de ser capaces de comunicar al otro que captamos su sentimiento. Será la forma en que notará nuestra proximidad y se sentirá comprendido. Será también la forma en que saldremos de la frialdad que podría suponer no implicarnos en su problema.

Separando el pensar y el sentir. Tenemos muchas formas de hacerlo, algunas más explícitas que otras, pero lo fundamental será el modo en que interactuemos. La mejor forma de demostrarle que captamos su estado emocional será comunicarnos con él utilizando las palabras, el tono y los gestos adecuados a la situación que nos esté describiendo y a las emociones que esté sintiendo.

La empatía es enemiga de los juicios. No se basa en la razón, sino en la emoción. La vía de la empatía no contempla jamás la crítica, y precisa de la completa aceptación del otro en el momento psicológico en que se encuentre, sin prejuicio alguno, y dejando de lado nuestra opinión.

Hay quien construye verdaderas tesis escuchando a los demás. Quien busca constantemente las contradicciones y disfruta “pillando en falso” al otro. Y quien aprovecha la ocasión para aleccionar a los demás haciendo gala de principios éticos y comportamientos ejemplares. Todo ello está muy lejos de la escucha empática.

A través de la empatía no emitimos ninguna opinión. Nos limitamos a expresar al otro que captamos su sentimiento en toda su intensidad.

Cazadores al acecho. Hay gente que va por la vida con un gran gancho, mirando cómo engancharnos a la mínima. Quieren que nos impliquemos en sus problemas, en sus emociones, quieren que sintamos lo que sienten, que lo vivamos con ellos. Que les demos la razón y la aprobación de sus conductas. Si caemos en ello, estaremos siempre enganchados. Acudirán a nosotros sin tregua, generándose relaciones de dependencia. Seremos víctimas de una relación tóxica, que a nosotros nos resultará agotadora y a los demás los perpetuará en su falta de crecimiento.

Si les queremos ayudar de verdad, debemos abstenernos de caer en sus garras. Debemos evitar la implicación emocional y guardarnos muy mucho de darles sistemáticamente la razón. Lo que más les ayudará -aunque ellos busquen desesperadamente nuestra implicación- es que estemos emocionalmente a su lado, escuchándolos y comprendiéndolos, pero sin manifestar nuestra opinión.

Cuando nosotros necesitamos ayuda. Muchas veces seremos nosotros los que buscaremos a alguien a quien contar nuestros problemas. Cuando lo hagamos, no busquemos a quien resuelva o a quien sufra con nosotros el conflicto. Busquemos a quien nos pueda hacer de espejo, reflejándonos fielmente lo que sentimos. Quien nos deje expresarnos sin restricciones, ayudándonos así a que encontremos nosotros mismos las soluciones. Si no, los conflictos no nos ayudarán a crecer.

Habilidades para practicar la empatía

1. Escuchar. Lo que nos dicen y, sobre todo, lo que no nos dicen. Escuchar con los ojos.

2. Aceptar al otro. Sin juicios ni críticas.

3. Concretar. Preguntar por ejemplos concretos. No caer en generalidades.

4. Confrontar. Desenmascarar incongruencias. Facilitar la autocomprensión del otro.

5. Mantener la proximidad. Tener consciencia del momento presente. Captar las señales no verbales.

 

ARTÍCULO DE EL PAÍS SEMANAL

Fórmate y trabaja como Coach profesional

¿Has pensado en formarte como Coach profesional?

El Programa Superior en Coaching (PSC) nace del empeño en ofrecer una formación profesional en Coaching de calidad, priorizando el entrenamiento individual de sus participantes.
Para su consecución, han sumado fuerza y conocimiento IFRHYDE, SLC Coaching y la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza. El resultado es un programa de formación de coaches profesionales ajustado a los parámetros definidos por ICF (International Coach Federation), riguroso y sistemático.

compromiso-de-la-direccionAprender, experimentar, entrenar, serán las pautas claves que guiarán el proceso de desarrollo del programa, empleando para ello metodologías de aprendizaje multisistema.

Si tu objetivo es dedicarte al Coaching profesionalmente, o si estás buscando herramientas que faciliten el desarrollo de competencias personales y profesionales, al cursar este Programa recibirás una especialización completa y de nivel superior en Coaching. Cursando el Programa completo, y a su finalización, estarás capacitado para superar el examen de acreditación de ICF (International Coach Federation), de nivel ACTP, reconocida como la entidad reguladora de esta profesión más destacada a nivel mundial, con presencia en 90 países.
El objetivo general del Programa Superior en Coaching (PSC) es proporcionar a los participantes técnicas y herramientas que les permitan obtener una certificación de Coaching, así como el mejorar notablemente la calidad de las relaciones personales y profesionales.

Puedes consultar con detalle toda la información en este enlace o contactar con nosotros vía email en slccoaching@slccoaching.com

  camara_slc